MEDINA AZAHARA

Nos encontramos este Sábado ante una abarrotada Sala Totem que esperaba ansiosa a que los Cordobeses aparecieran en escena.

El concierto programado para las 23:00, comenzó con puntualidad inglesa, sonidos orientales y una chica bailando con muchisimo estilo una “danza del vientre” sobre el escenario y tras unos minutos, apareció la banda derrochando estilo, experiencia y mucho rock.
Si algo hace especial a este grupo, además de sus excelentes músicos, es su particular “rock andaluz”.

Manuel Martínez hizo cantar al público allí congregado canción tras canción repasando una gran parte de su discografía, sonando temas clásicos y otros más recientes de su último trabajo “Paraiso prohibido”.
Durante la velada sonaron clásicos como palabras de libertad, niños, córdoba, todo tiene su fín, su gran himno necesito respirar…. todas ellas coreadas por las más de 700 personas allí congregadas.

En su tema “abre la puerta” subió a escena Kutxi Romero, concido cantante del grupo Marea, esa voz rasgada que tan bien luce en el tema de los andaluces.
Un concierto lleno de calidad, con una escenografía mínima y que además no hizo falta, Medina azahara llenan el escenario solo con su presencia.

¿Llamarme la atención?  La tarima giratoria del teclado, que me recordó a la de Jordan Rudess ( Dream theater).
Nada se le puede recriminar a esta banda, un gran sonido donde se demuestra que casi 40 años en la música dan para mucho y no todos consiguen lo que anoche demostraron en Navarra.
Dos horas de concierto que pasaron como un suspiro, donde la banda disfrutó sobre las tablas y el público…. entregadisimo.
Se ve que se esperaba con ansia a los Medina por aquí.

 

 

 

No pensaba que la banda tuviese tantos seguidores aquí y por lo que se vió anoche, además de ser merecidisimo, no son pocos los fans.
Os dejo un video “resumen” del concierto de la banda.

Diré que ante la imposibilidad de acercarme al escenario y la cantidad de luz que desprendía el escenario, la calidad es un poco regulín.
Pero os haceis una idea perfectamente.

Crónica:
Marta Lapeña

Diré que ante la imposibilidad de acercarme al escenario y la cantidad de luz que desprendía el escenario, la calidad es un poco regulín.
Pero os haceis una idea perfectamente.

Crónica:
Marta Lapeña

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.