Muchas “Guns” y pocas “Roses”

Not in this lifetime quizás debió quedarse en eso, en un sueño de reunión de una de las bandas mejor valoradas de Rock de la historia.
Puede ser que el “morbo” de querer ver a Duff con Slash y Axl Rose en el mismo escenario llamaba y llamaba mucho, sobre todo por la fama que les precede, lo que fueron y la aparentemente mala relación que tienen entre ellos. Por lo tanto y sin pensarlo mucho nos desplazamos hasta el estadio de San Mames en Bilbao.
Al llegar nos encontramos calles y calles abarrotadas de camisetas negras, logotipos de Guns ( unos con mejor gusto que otras, las camisetas de Primark han hecho mucho daño), un gran despliegue policial y a en la plaza del estadio, más y más gente, bares plagados de gente, la llegada de los americanos favoreció a todos los negocios aledaños.

No tuvimos demasiado problema para entrar aunque minutos después las colas se volvieron interminables.

Tristemente nos perdimos a Tyler Brian & the Shakedown, en cuanto entramos en el recinto… se despidieron del público.
Unos minutos después comenzó Mark Lanegan, personalmente tenía muchas ganas de verle y me llevé un gran chasco al ver que el sonido era pésimo, se escuchaba un eco atroz que impedía detectar que canción estaba sonando… además de que, vale que la mayor realización de imagen estaba preparada para Guns n Roses pero… ¿era necesario que en esas pantallas gigantescas se les viese aun más pequeños que si mirabas al escenario?? la imagen de la banda era como un “avatar”. Tocaron media hora, seguro que estupendamente pero el sonido no les acompañaba.


A los pocos minutos de irse aparecieron en las pantallas gigantes un “salvapantallas” del logotipo de guns n roses, pistolas disparando y la gente… enloqueció.
Era el concierto del año, lo que llevan esperando 6 meses y por fin había llegado.
Mi opinión fue que de la misma manera que el vídeo no lo aprovecharon para los teloneros y fue un poco.. penoso, el sonido lo tendrían también preparado para las “super estrellas” y por eso no estaba bien adaptado a las otras bandas….ja! ¿para que intentar engañarse?

 

Sonó la intro, el tema archiconocido de os Looney Tunes y la banda salió a escena con “it’s so easy” tema imposible de reconocer por el mal sonido, a los técnicos de sonido les doy un 0 CERO. El siguiente tema “Mr Brownstone” y “Chinese democracy” sonaron igual que el que les precede, en ese momento yo comencé a buscar otra localización en la grada esperando que la perdida de sonido y el gran eco que escuchaba se debiese a mi situación y no a un fallo técnico pero no, en ” Welcome to the jungle” el sonido mejoró ligeramente pero seguía habiendo un eco … se escuchaba de lejos, mal y tenías que hacer esfuerzo por saber que canción era la que sonaba…. una pena para una banda tan grande y la expectación que había creado.

Siguieron repasando temas entre solos y solos de Slash y cuando por fin sonó You could be mine podríamos decir que el sonido no era bueno pero tampoco tan malo como al inicio, la pena que hasta llegar a ese punto, ya llevábamos una hora de concierto.

Attitude, this love y civil war… para dar paso y sin ninguna presentación a cover de Soundgarden “Black hole sun”  quizás algun “no fan” de Guns n roses, que acudió a la fecha por que “había que ir” no supo que ese tema no es de la banda…

El publico rugía en temas como “sweet child o mine” o “my michelle” las conocidas, y la hora de las baladas con wish you where here y “november rain” tocando un piano de cola ( muy bien tocado hay que decirlo) y la realización enfocando el pezado anillaco de muchos Dolares que llevaba Axl Rose.
“knockin on heavens doors” con unos cuantos desafines que a mi, personalmente, me dolieron mucho, si no llegas, no cantes, pero destrozar canciones porque sí…. y para finalizar  “Nightrain” donde aun…. la salvaron y se fueron para un descanso, coger oxigeno o que le reimplantasen las cuerdas vocales al señor Rose para encarar los últimos temas.

“Sorry”, “don’t cry” y “the shekeer” las defendieron sobradamente y llegó el final de los finales… “paradise city” que no tengo palabras para describir la sensación tan vacía que me dejó.

Cualquiera que lea esto y sea fan de la banda, quizás me quiera apedrear pero gracias a dios no soy la única que tiene esta opinión.
Guns n roses no son ni un atisbo de lo que fueron.  Axl Rose no esta vocalmente capacitado para según que temas, las voces cambian… eso sí, no lo hemos mencionado pero musicalmente, muy bien, a pesar de los 39.000 solos interminables de Slash, si no es por los músicos, por la parte instrumental de esta banda…. no serían nada. La banda entre ellos interactuan poco pero eso no apagó el animo del público.

Quiero pensar que tal fallo de sonido se debe también a que el recinto era la primera vez que acogía un evento asi y no tenían controladas distancias, volúmenes….quiero pensarlo.

No fue el concierto que queríamos pero mis expectativas no eran mucho mejores, habrá quien admita que el sonido no fue bueno y para el que este ha sido el concierto de su vida, lo respeto, sin duda cada uno tiene su propia percepción, pero técnicamente y aunque sea difícil echar abajo ilusiones y trabajo, no fue bueno y no cuesta los 110€ que cobraron por entrada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.